8.22.2006

"Que, al final, los únicos problemas están en nuestra cabeza y pasamos malos momentos antes de tiempo, ¿¿no??"

Pues sí, Marieta, sí. Al final la mayor parte de los problemas están en nuestra cabeza. Y al menos yo soy lo suficientemente torpe como para valorar las cosas buenas cuando ya no las tengo. Por eso llevo una temporada sin hacer planes a muy largo plazo, intentando disfrutar esas cosas buenas. Y el caso es que he podido apreciarlas en los últimos meses. Han sido días muy agradables.

Sabes que soy miedosa, que busco la estabilidad y la seguridad por todas partes, a pesar de mis extremismos, dudas... Inseguridad en general, por no saber valorar lo que soy en mi justa medida (autoanálisis barato; para eso es mi blog).
El miedo siempre está ahí, como también el no encontrar la certeza, la seguridad total en ninguna cosa. Quizá eso da interés a la vida, quizá por eso todo depende de cada decisión.

Quizá ahí está la belleza de muchas cosas. En esa incertidumbre.

1 comentario:

marieta dijo...

¿Acaso dudabas de que la belleza de la vida está en esa incertidumbre? Y en el miedo, y en la seguridad que también sentimos a veces. La belleza de la vida está en la risa y la tristeza, en la locura y la cordura...en la playa y en la montaña. Por eso no somos gusanos, ni perros. Por eso somos personas complicadas, por eso tenemos blogs!! (jeje)
Supongo que la pura belleza y la felicidad plena está en la balanza al cero, en la "justa medida" de todo.
Ni mucho miedo ni demasiada seguridad, digo yo... ¡Uy, vaya lío! jeje

Un besazo, cabra loca.