11.22.2006

Pues no sé por qué, pero me da por escribir aquí que estoy enamorada hasta las orejas.
Punto pelota.


Y es que normalmente me cuesta mucho sacar sin vergüenza ante los demás lo que siento. Pero ahora mismo, de repente, he decidido que tenía que ponerlo aquí. Sin más. Necesitaba hacerlo.

Entiendo de miedos, de dudas. De problemas. De esas cosas sé un rato. Pero de "esto" no sabía tanto, y me pilla un poco de sorpresa. A pesar de los choques y contradicciones conmigo misma, me gusta sentirme así. Mucho. Me encanta.

Estas líneas no tienen mucho sentido... Me da igual.

Si hay dudas o miedo es tan fácil y tan difícil como hacer balance y decidir.

Y sigo pensando que la decisión está siendo muy buena.

"I can't close my eyes without seeing that look in your eyes..."



5 comentarios:

Hugo dijo...

Me siento exactamente igual.

Borja dijo...

Algún día, aunque tanto miedo te de, te diré a la cara lo que me hiciste sentir durante tanto tiempo, y lo haré porque es lo único que tengo pendiente contigo. Ddejo de respetar aquel deseo de “ya no te quiero en mi vida” que me pronunciaste este febrero porque tu misma no lo has sabido respetar en varias ocasiones… enhorabuena Pat por sentir que por primera vez estés enamorada… y tranquila, que seguiré con mi silencio, esperando que algún día tengas el valor de enfrentarte a tu pasado.

Hola mi vida!
Que sepas que te quiero.
Cada día, a cada ratito que no esas a mi lado (como ahora) te echo más y más de menos. Cada vez estoy mas convencida de que para vivir solo necesitaría una casa, a mi gata y a ti. Y así lo tendría todo
Todos los días imagino mil situaciones que podría vivir contigo, ya sean ratos buenos o malos, fáciles o difíciles, divertidos o tristes, y todos acaban siempre bien, por la sencilla (y maravillosa) razón de que en todos ellos estas a mi lado. Más que eso: eres parte de mí. Te siento tan dentro que… no se explicarlo… Te amo.
Nunca pensé que alguien pudiera “adivinarme”, y que pudiera darme todo lo que tu me estas dando. Dios… ¡es tanto!. Gracias por hacerme tan feliz, por dejarme confiar y porque confíes en mi., por hacerme sentir lo que siento, por tener a alguien como tú en mi vida. Es el mayor regalo que nadie me ha hecho nunca.
Quiero decirte (aunque ya lo sepas) que estoy aquí contigo, que no dejare que te rindas, que seré tú fuerza cuando necesites descansar, que todo lo que necesites o desees, aquí estoy yo para dártelo, desde un beso, pasando por unas cosquillas, hasta el Universo ¡y siento que me quedo corta!
Estar contigo es como estar soñando. Miro tus ojos, o tus labios, o tu sonrisa, o tus manos… lo que sea que mire. Escucho tu voz al hablar, te siento acariciarme y quererme… y es algo tan grande!...
Ojala pudiera darte la tercera parte aunque sea de todo lo que tu me das a cada instante. Cada día siento con más y más fuerza la ilusión de poder vivir mi vida a tu lado. (Y sabes que no lo digo en broma).
Deseo que este primer año que hemos pasado juntos se multiplique por tantos como vidas tengamos. Y es que las pasaría todas contigo, mi amor.
Eres lo mejor de mi misma
Te amo P.

Eva Mayo dijo...

Mi Patri bonita...
Hoy, al entrar aquí, noto un sentimiento terrible de injusticia contigo. Siento que algo no está bien y, a riesgo de meterme donde nadie me ha llamado, tengo la imperiosa necesidad de decirte:
Sigues siendo entendida.
Simplemente eso.
Y un abrazo.
Y un beso.

Patricia dijo...

Gracias Eva.

Estoy muy tranquila, no te preocupes. Tanto por mi pasado como por mi presente.

Por si lo lees, Borja: no me hace daño que publiques esa carta (aunque no lo vea correcto, por ser algo íntimo que quedaba entre tú y yo). Refleja lo mismo que escribí muchas otras veces, tanto en público como en privado. Quizá si la releyeras te dieras cuenta de que piensas cosas que no coinciden con cómo las vi/sentí yo. Pero no voy a entrar a discutir nada. Veo que aún sigue sin ser el momento de un reencuentro. Ni, por supuesto, de volver a discusiones.

Abrazos varios.

Maestro dijo...

Simplemente impresentable, ni gastes engergía en contestarle.
No entienden a la gente que sabe querer y darlo todo.....y mira, al final, se arrepienten de no valorarlo...qué lastima, pero adiós.