1.19.2007

Acompañando un sol de peluche, un sobre con flores de colores, letra redondita. María tiene 10 años; es una de mis niñas de piano, me deja una carta de despedida ("léela luego, que me da vergüenza...")


"Hola Patricia:

Quiero decirte que eres una magnífica profesora, explicas genial, y no solo por profesora se pueden decir buenas cosas; eres una bellísima persona y una mujer con muchos recursos sobre la música.

Tienes mucha paciencia, me parece que eres muy justa con los demás, y que tampoco mandas muchos deberes como mucha gente dice. Con migo te has portado fenomenal, y nunca me has regañado por algo (cosa que todas las profesoras que he tenido lo han hecho) Yo siempre pensaba que ojala te tuviera de profesora años y años... pero aunque te vallas siempre me acordaré de lo buena profesora que tú eres y que nadie podrá hacerme sentir como tu lo hiciste hacia mi. Espero que tengas mucha suerte con tu trabajo, pero por favor: nunca dejes la música. Muchos recuerdos.

Fdo: María.

Besos "


Ahora adividad a quién se le han saltado las lágrimas esta tarde.

1 comentario:

Lolita Dark dijo...

Qué bonito!!!!!Casi se me saltan las lágrimas a mí, jajajaja.Mucho ánimo y mucha suerte...Piensa que te llevas un cariño sincero, supongo que ya lo sabes.Besitos