2.19.2007

Está triste, y no quiere estarlo porque le da miedo volver a caer.

Si cae, tendrá que esforzarse por levantarse (una vez más), y le aterra que en ese proceso pueda irse quien ama.

Algo dentro se rebela contra el hecho de ser una más, de esa inmensa mayoría. No pretende ser especial, simplemente, vivir en paz consigo misma.

Y todo apunta a que será parte de todos. Ante eso, debería cambiar su forma de pensar. Eso se ha planteado, aunque le cuesta rendirse a ello.

Hay demasiado miedo en su cuerpo.

Demasiado cansancio en su mente.

Pero es difícil dejar de pensar.

Y aún no ha aprendido a gritar.

Ayúdame.

4 comentarios:

Eva dijo...

Posibles remedios contra la tristeza, válidos también para darle una buena patada en el culo al miedo:
- Pon esa canción que te hace mover irremediablemente y transformarte en una loca posesa. ¿Cómo? ¿Qué no tienes una? ¡Todos tenemos alguna! ¡A buscarla! En mi caso, hay dos que me hacen bailar de forma frenética, da igual quién esté cerca. Me convierto en la niña del exorcista con ellas :p Una es "Lo siento", de Belinda no sé cuantos. Y la otra es... "So payaso", de Extremoduro. ¡Busque las suyas!
- Segunda posibilidad: (no lo practiquéis en casa, niños) Coger un destornillador, introducírselo con cuidado en una oreja y girar, girar, girar. Cuando aparezca una sonrisa, una de dos: o has apretado la tuerca que se había soltado, o te has causado daños irreversibles en el cerebro. En cualquier caso, habrás conseguido sonreír. ¿El fin justifica los medios? :p
- Tercera posibilidad: El sexo es un claro liberador de endorfinas. Sí, sí, esas cositas que relajan la mente y numerosos músculos del cuerpo. Además de que un sólo orgasmo es equivalente a correr diez kilómetros. ¿Qué quiere decir esto? Que te quedas como nueva y después todo parezca un poquito mejor. Añadido: las chicas con imaginación, no necesitan practicarlo acompañadas. Te recomiendo que te tomes uno con el desayuno, después de un cola-cao calentito. O a media mañana, a mediodía, con la merienda, para cenar, de postre... ¡cualquier momento es bueno!
Si es usted lista, tomará la decisión de practicar las tres alternativas (no todas al mismo tiempo, por dios, que eso va a ser un caos...)Los resultados son inmediatos y esto no es publicidad engañosa.

Lolita Blonde dijo...

Ánimo guapisima, todos pasamos por momentos de bajón pero siempre puedes encontrar una salida. Por cierto voy a poner en práctica los consejos de Eva que me han encantado

Patricia dijo...

Eva, como me ponga a tener orgasmos a las horas que dices, en el curro me van a mirar raro... Pero en otro momento te prometo que lo hago. ¿Equivalente a 10km? Hummmm....

L.B.- ahí andamos, looking for it... but trying to smile at the same time, 'coz I've enough reasons to do it ;)

Eva dijo...

Un abracico, Patri. Gracias, Lolita. Buscaba una sonrisa de esta niña :)