10.23.2009

Definitivo. Voy a mutar en "la loca de los gatos". Y de los perros. Y los tibus. Y los pingüinos. Y las ballenas. Y los mapaches. Y...

Como cualquier viejecilla, diría "son mis niños". Los animales me despiertan una ternura sin límite, me siento más cercana a ellos que a muchísima otra gente. Siendo consciente de cuál es su terreno e intentando aprender sus reacciones, cómo están a gusto o a disgusto, cómo hay que respetarlos, mi reacción animal es la de protegerlos. Y es sorprendente las reacciones que he vivido de muchos de ellos hacia mí.

Aunque no son mi compañero.

Pero a día de hoy, me dan gran parte de la alegría que he perdido.

1 comentario:

agent-prov dijo...

Esto me pasa a mí ahora con mis gatines.