3.21.2006



Entre dos extremos.

Desde el hielo tantas veces mencionado hasta el polo opuesto.


Dura, fría.

Ingenua, tierna.


¿Dónde debo estar?




Por ahora sé dónde quiero estar. Y dónde estoy.

2 comentarios:

marieta dijo...

Deliciosamente ambigua...

Bueno, por lo menos sabes dónde estás y lo que quieres, y no siempre ha sido así. Me alegro muchísimo.
Me encantas aunque, bueno, eso ya lo sabes.
:D

Patricia dijo...

Supongo que siempre andaré oscilando. Y que dudar y tener una seguridad que otros ven aplastante vendrá conmigo toda la vida.

Es curiosa la ambigüedad, ¿eh?

Besitos! :)