8.27.2008

Es como dejar escapar un sol de atardecer.

Cada segundo que pasa es de una belleza distinta, por similares que sean; a cada cual más hermoso. Y no se detiene. Por momentos desciende más y más hacia el horizonte que lo verá desaparecer, hasta que únicamente queda un rastro de luz difusa y tenue.

Vivir una alegría inesperada tras otra es reventar a carcajadas, plena de soles.

Después, cuando todo ha acabado, sólo queda no perder cada uno de esos segundos, antes de llegar al horizonte.


3 comentarios:

Hugo dijo...

Preciosa foto, y sí, disfrutar cada segundo es de lo más práctico que podemos hacer.

.María. dijo...

Jorr, vaya verano. Espero que la vuelta al cole no te siente mal y sigas con el sabor de tus vacaciones mucho tiempo.
Vaya fotos! Y vaya pirámides !!!!!! Se me cae la baba.

un besote !

.María. dijo...

Jorr, vaya verano. Espero que la vuelta al cole no te siente mal y sigas con el sabor de tus vacaciones mucho tiempo.
Vaya fotos! Y vaya pirámides !!!!!! Se me cae la baba.

un besote !