9.19.2006

En breve, una amiga se va a trabajar a Londres. Estancia por tiempo indefinido, contacto mantenido vía mail.

No hace siquiera un año que la conozco. Nos hemos mirado de arriba a abajo, analizándonos mutuamente, como buenas arpías. No sé cuándo pasó el umbral de conocida a amiga, ni ha habido momentos "límite" como para probar esa amistad.

Sin embargo tengo la sensación de poder confiar en ella, de estar ante una buena persona, ante una mujer honesta. Clara.

No me esperaba sentir tristeza, opresión en el pecho, nudo en la garganta. Y así ha sido. Sé que la veremos en breve, que será como si siguiéramos teniendo todos mucho trabajo y saliéramos de la oficina a horas criminales. Pero, de algún modo, me he dado cuenta de que hay alguien más caminando por este mundo que me importa. Aunque sea un poquito. Y eso ya es mucho.

3 comentarios:

marieta dijo...

Y en cambio otras veces amistades de años y años se desploman. El tiempo no es tan importante, lo importante es la intuición y la química que no necesita tanto tiempo para saltar.
Comprobado mil veces.

Bezzzzzzzzzzzzzzzzz.

:X

Eva Mayo dijo...

Estoy con Marieta.
Oye... pero qué bonito sigue siendo que se te haga ese nudo por alguien, descubrir que te importa algo lo que le pase a otra persona... ¿Que si es mucho, Patri bonita? ¡Es muchísimo!
Es la esencia de los impulsos que nos hacen humanos.
Besos dulces.

Anónimo dijo...

Get out and find out the info on Great Health to improve your life!